RESEÑA: EL HOBBIT DE J.R.R. TOLKIEN

martes, junio 16, 2015




Seguramente muchos ya están familiarizados con este libro, ya sea porque a) vieron las películas o b) lo han visto en los estantes de las librerías, pero nunca se han animado a comprarlo. Para los que se identifiquen con esta segunda opción, déjenme decirles el grave error que están cometiendo.


El Hobbit llegó a mis manos cuando yo tenía al menos 11 años, como un regalo de Navidad, y debo confesar que este aguinaldo me dejó un poco decepcionada al principio. A mi corta edad, este libro no calificaba como entretenido, así que solo leí la primera página, miré un poco los dos mapas que incluye la obra y la mandé directo a mi librero. 


Allí se quedó por un largo tiempo, hasta que salió el primer tráiler de El Hobbit: Un Viaje Inesperado. Luego de verlo, debo confesar que algo dentro de mí se activó. El tráiler tan solo duraba 3 minutos, pero eso fue suficiente como para convencerme de ir corriendo a retomar mi lectura. 


EL HOBBIT 


Sinopsis: Smaug parecía profundamente dormido cuando Bilbo espió una vez más desde la entrada. ¡Pero fingía! ¡Estaba vigilando la entrada del túnel!... 

Sacado de su cómodo agujero-hobbit por Gandalf y una banda de enanos, Bilbo se encuentra de pronto en medio de una conspiración que pretende apoderarse del tesoro de Smaug el Magnífico, un enorme y muy peligroso dragón... 



 J. R. R. Tolkien | 285 Páginas | Booket Editorial





Para los que se estén preguntando si el libro es igual de descriptivo, largo y un poco pesado como el la trilogía del Señor de los Anillos, déjenme decirles que no es así. La obra está narrada de una manera bastante simple, lo que hace que entender el conflicto principal sea bastante fácil. Sin embargo, como es tan sencillo comprender el libro, también es extremadamente fácil enterrarse de pies a cabeza en la historia, y en la maravillosa aventura que te presenta. 


Todo comienza con Bilbo, un hobbit ya maduro que reside en La Colina. En el primer capítulo del libro se nos revela muchísima información acerca de la personalidad de Bilbo: es un hobbit adinerado, perfeccionista, amable y que disfruta de planear y recibir visitas. Sin embargo, un encuentro inesperado de un viejo amigo de la familia, el mago Gandalf el Gris, cambia todos los pensamientos del hobbit, ya que pone de cabezas su pequeño y organizado mundo. 

Bilbo 
Y poco tiempo después de eso, Bilbo se embarca en una aventura arriesgada y peligrosa, acompañado de un grupo de Enanos muy peculiares, y con nombres tan variados como sus propias personalidades. 

A lo largo del viaje, Bilbo explora un mundo totalmente diferente al que estaba acostumbrado a vivir. Descubre una Tierra salvaje, llena de magia y fantasía, pero también infestado de amenazas, tales como los bien conocidos horcos, o el antagonista principal de la historia, el dragón Smaug el Magnífico. Sin embargo, todos los monstruos que Bilbo enfrenta, todos los peligros que atraviesa, lo hacen reconectarse con sí mismo, dándose cuenta que él puede llegar a hacer grandes cosas, y que no es solo un hobbit más del montón, como él solía creer. 

Para mí esta es simplemente una obra maestra,  que te permite aventurarte en una maravillosa historia acompañado de elfos, enanos, hobbits y demás criaturas fantásticas, que Tolkien logró manejar con una maestría y sencillez admirable. Además, este libro cuenta con tres adaptaciones cinematográficas que, si bien no respetan al 100% la historia, sin duda le hace más que justicia al libro. 

En síntesis, El Hobbit es una reliquia literaria, que además de abducirte en el asombroso mundo creado por el autor, te deja con múltiples enseñanzas acerca de la amistad, la codicia y de lo importare que es atreverse a hacer cosas nuevas. 

"Todos los que aman esos libros para niños que pueden ser leídos y releídos por adultos, han de tomar buena cuenta de que una nueva estrella ha aparecido en esa constelación"  – C. S. Lewis







No hay comentarios :

Publicar un comentario

¡Hola! Recuerda que tus comentarios son valiosos c:
Si dejas un comentario, no te preocupes, te lo devolveré con todo el cariño. ¡Pero no vayas a hacer spam, eh! ¿No quieres que el Sr. Google nos regañe a ambos, cierto?